Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016
Imagen
El olvido siempre cobra caro el amor
como una novia rencorosa.
Es el precio de haber amado y de no haber sabido ganar
cuando apostaste todo a la casilla azul de su mirada.
Es correr en dirección contraria a las caricias,
es una habitación con todo cambiado de sitio
pero sin nadie dentro.
Es la pregunta que llena los bares de gente
y la respuesta que llena los vasos de bocas.
También es el rincón concreto de la tierra
que no sé habitar
porque mis mapas miran al pasado
porque tengo cien mil manchas
con tu nombre en la memoria.

Imagen
Quisiera decirte que todos los finales eres tú
no escribir cien veces un mensaje antes de mandarlo
para acabar diciendo nada,
decirte que estoy cansada
de estrellar mi cuerpo contra tu ausencia
y que del maletero reventado de mi vida
sólo quedan cartas de amor sin entregar.

Ojalá pudiera conocerte de nuevo,
darte el corazón como quien entrega un folio en blanco,
que pudieras desprecintarlo,
pero no puedo, es imposible.
Y siempre acabo buscando las llaves de tu cuerpo,
preguntando por nosotros en objetos perdidos.

Imagen
Que de la nada
llegaste tú;
con tu sonrisa desarmante,
tu pasión desenfrenada
y tus besos ardientes
has puesto mi mundo patas arriba.

Todo parece fácil a tu lado
cuando me derrito entre tus manos;
ahí es cuando siento que por fin
he vuelto a renacer de mis cenizas
y que mi sol finalmente
comienza a brillar de nuevo.

Imagino que hay veces en la vida
en que el deseo nubla los sentidos
y apetece fundir dos soledades
en una sola
y construir el mundo desde el principio,
como si la historia no contase
y el el tiempo y el espacio
no estuviesen ahí.