Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015
Imagen
Y justo hoy me he dado cuenta de
que quizá ya va siendo hora de olvidarte.
Que sí, aún quiero retroceder en el tiempo
y revivir cada momento contigo.
Y sé que ahora mismo mi corazón es un neurótico
y mi cerebro un ilógico,
pero tengo claro que te deseo lo mejor,
por lo que debes entender que me aleje de ti.
Que quiero que alguien venga a mi vida
y la cambie, que me enseñe a sonreír con tonterías
y que no se vaya, no como hiciste tú.


Imagen
Y estaba sola, asustada, vacía; hasta que apareciste tú. Tú, que tenías los ojos más bonitos del mundo y que tenías el mundo más bonito en tus ojos. Y ahí fue cuando aprendí que puedes cerrar tus ojos a las cosas que no quieres ver pero no puedes cerrar tu corazón a las cosas que no quieres sentir. Que a mi me gustaba lo diferente, lo complicado, y por ello tú fuiste mi mayor reto. Contigo aprendí que lo contrario de vivir es no arriesgarse o que irónicamente las personas que más quieres son aquellas que te hacen más débil pero, sobre todo, que a veces las cosas llegan cuando las dejas de buscar. Y todo iba bien hasta la primera vez que me hiciste daño; ahí fue cuando supe irremediablemente que había empezado a quererte de verdad y que tú abrazabas mis partes rotas y rompías mis miedos.